English
Autor : Marina Lewinsky - Fecha : 10 mayo 2012

La comunicación, el agujero negro del emprendedor

No nos cansamos de repetirlo, es esencial comunicar. La comunicación es una cuestión fundamental en cualquier empresa. Es más, pocos aspectos suelen llegar a ser tan determinantes en su crecimiento como una adecuada comunicación.

Las grandes empresas conocen muy bien estos temas. Sin embargo, la mayoría de los emprendedores entienden la comunicación como un agujero negro capaz de consumir una cantidad infinita de tiempo y recursos. Y, precisamente, esas son dos variables de las que ellos carecen.

Cuántas veces hemos que oído comentarios como “total, para qué, tampoco nos va tan mal el negocio” o “los periodistas luego publican lo que quieren”. La falta de dinero, de tiempo, el desconocimiento, o el considerar que la información de la que disponen no es suficientemente interesante, son muchos de los argumentos y errores de base del emprendedor.

Para superar estas barreras, un primer paso fundamental para los emprendedores es que entiendan la comunicación como una herramienta necesaria para hacer llegar al público información sobre quiénes son y lo que hacen. Aunque generalmente suelen focalizar sus esfuerzos en el diseño de un buen plan de negocio, y profundizar más en aspectos relacionados con la producción, las ventas o las finanzas, deben considerar la comunicación como parte del plan estratégico de su empresa y darle tanta o igual importancia que a este mismo.

Superado este primer paso, cabe hacerse la pregunta que muchos emprendedores se habrán formulado en algún momento. ¿Qué puedo conseguir con la comunicación? La buena noticia es que se pueden obtener múltiples beneficios, desde crear una imagen o identidad de la empresa, posicionar una marca, obtener notoriedad, reconocimiento, transmitir valores, generar expectativas… En otras palabras, crear valor en la empresa.

En la actualidad vivimos en un mundo inundado de información. Los medios de comunicación tradicionales como los periódicos, las revistas, la radio o la televisión, además de los digitales e internet, invaden de forma permanente nuestras vidas con miles de mensajes. Las noticias las generan los periodistas que trabajan en los medios de comunicación, y lo hacen a partir de la información que reciben de diferentes fuentes o bien por medio de sus investigaciones. No es solo importante que la marca de la empresa llegue a los clientes, sino que llegue de la forma adecuada, a través de los mensajes correctos.

Un emprendedor tiene que trabajar la comunicación de forma estratégica, pensando que es un elemento más que puede favorecer su negocio. Y en esto, aunque parezca que no, el tamaño de la empresa no importa. Todos tenemos una imagen y hacer todo lo posible por gestionarla bien es una obligación si queremos tener éxito.

Por desgracia, muchos emprendedores tienden a subestimar el alcance de esta y no entienden que cuando deciden no comunicar nada, ya están enviando un mensaje al exterior. Solo resta hacerse la pregunta. Si al final no hacen nada, ¿qué tipo de mensaje envían?

Compartir En Facebook
Compartir En Twitter
Compartir En LinkedIn
Marina Lewinsky
Marina Lewinsky

Deja tu comentario