Comunicación corporativa para construir reputación

Es imposible no comunicar. El comportamiento de las empresas es comunicación, transmite mensajes. Mensajes que en el mundo actual tienen un alcance global e inmediato. Podemos no contar con una política informativa que dé cuenta de los hechos, pero las conductas hablan por sí solas y construyen reputación.

Credibilidad, autenticidad, escucha activa, coherencia, empatía, integridad o contribución se han convertido en atributos indispensables para la mejora de la competitividad y la protección del prestigio.

Otros Servicios