English
Autor : Ana Martínez - Fecha : 31 enero 2018

Periodismo, comunicación y feminismo

El feminismo está viviendo una nueva edad de oro que aplaudimos con entusiasmo. Discursos como los de Oprah en la última gala de los Globos de Oro demuestran que la sociedad está despertándose contra el acoso sexual o la desigualdad de sueldos.

La era de la igualdad parece que está llegando y es fácil ilusionarse y pensar que vamos por el buen camino: ¿Pero qué pasa con el periodismo? ¿Son los medios de comunicación feministas? ¿Existe igualdad de género en la comunicación y el periodismo?

En las facultades de periodismo, comunicación, marketing o relaciones públicas la mayor parte del alumnado está formado por mujeres. En las agencias o consultoras de comunicación las mujeres somos mayoría aplastante, al igual que en las redacciones de los principales medios de comunicación.

Sin embargo el sexismo y el techo de cristal se hacen evidentes cuando hablamos de cargos directivos. El 89% de los puestos de dirección de los medios de nuestro país está ocupado por hombres. La ausencia de mujeres directivas en los medios no es más que el reflejo de la sociedad donde el poder económico y político siguen siendo profundamente masculinos. No hay mujeres al frente de los medios porque simplemente no hay mujeres al frente de los puestos de poder.

Los nombramientos de mujeres como directoras de diarios de información siguen siendo meramente anecdóticos.  De hecho, entre los 15 diarios en papel más leídos en España, solo hay dos directoras: Ana I. Pereda, al frente de Expansión y Ángeles Rivero dirigiendo La Nueva España. Necesitamos más mujeres periodistas que sean referentes en los medios de comunicación y poner en evidencia la ausencia de igualdad en las cúpulas directivas de los principales medios de comunicación de nuestro país.

Pero no es suficiente con que las mujeres estén al frente de los medios, sino que es vital que los contenidos que se publican tengan perspectiva de género. Las referencias sexistas o machistas son habituales en el tratamiento de la información por parte de los medios de comunicación. Casos recientes como el de La Manada o Diana Quer han suscitado todo tipo de críticas dirigidas a los medios de comunicación, que deben reflexionar sobre el tipo de cobertura emitida que en muchos casos no apela ni a la ética profesional ni a la dignidad  de las víctimas. En este sentido, queda aún mucho por hacer en el modo de tratar noticias relacionadas con la violencia de género, la política o la economía.

Feminismo y periodismo deben ir de la mano en una apuesta conjunta hacia la igualdad. Como periodistas y comunicadores debemos ser conscientes del tratamiento que hacemos de la información, recapacitar desde la perspectiva que escribimos, ser respetuosos con las palabras y ofrecer alternativas que contribuyan a la paridad y no perpetúen estereotipos de género.

El feminismo ha iniciado un nuevo capítulo en su historia y confiamos en que el periodismo y la comunicación le acompañen en esta revolución.

“El lenguaje, la palabra, es una forma más de poder, una de las muchas que nos ha estado prohibida”; Victoria Sau (escritora, psicóloga y activista política feminista)

Compartir En Facebook
Compartir En Twitter
Compartir En LinkedIn

Categoría: Comunicación

Etiquetas: , ,

Deja tu comentario