English
Autor : Aurora Echevarría - Fecha : 30 Marzo 2016

En lo personal, líder es…

Ser un auténtico líder tiene más que ver con la capacidad de convencer que con la antigua costumbre de los jefes (del Pleistoceno) que se basaba en el ordeno y mando. Para liderar un equipo no sirve cualquiera pero sí que podemos tratar de enseñar a los jefes a acercarse a la tendencia moderna de liderar en lugar de dirigir. Parecen términos similares pero os aseguro que su fondo es totalmente distinto.

jefeUn líder es uno más del equipo y logra convencer a todos los miembros sin imponerse. ¿Será carisma? Seguramente, pero no es el único ingrediente para formular a este ser casi mágico y misterioso capaz de crear emporios desde cero al más puro estilo Steve Jobs.

Hay características que definen a un buen líder y podemos encontrar en gente corriente y que no llegan a ser gurús de nada y ni siquiera grandes directores de empresas. Antonio Medrano en su libro “Magia, misterio y Liderazgo” nos explica estas características capítulo a capítulo o mejor dicho virtud a virtud. En esta ocasión, vamos a centrarnos en las cualidades personales que denotan liderazgo. Estas son, según el autor:

  • Objetividad: porque con una visión subjetiva de la realidad no se toman buenas decisiones o al menos, podemos caer en la tentación (y el error) de optar por la dirección más satisfactoria para el sujeto y no para la empresa. Un verdadero líder escogerá siempre el mejor camino para el proyecto aun siendo el peor para el mismo.
  • Responsabilidad: Un líder es un modelo a seguir, una persona que debe manejar sus decisiones con una corrección absoluta ya que responde ante todo su equipo. Un jefe ordena, un líder convence y solo él asume los errores de su equipo. Sin embargo, un líder nunca está solo porque si es una persona justa, empática, amable, agradecida, leal… Su equipo sabrá compensar sus desvelos y arroparle convirtiendo fallos individuales en materia de aprendizaje empresarial.
  • Humildad: Un líder no debe ser nunca soberbio, ni altivo. Los auténticos líderes son aquellas personas tan inteligentes como para ser conscientes de que no tienen éxitos individuales. Tampoco tienen siempre la razón; se equivocan porque el error es parte del aprendizaje.
  • guia-liderSentido del humor: Relajado y de sonrisa fácil, el buen líder es el que sonríe sin complejos.
  • Flexibilidad: Tener la facultad de moverse ágilmente y asumir el cambio y las mejoras, esto es, no estar anclado en su zona de confort.
  • Valentía, para aceptar el error y abrazar el éxito. No tener miedo al fracaso sino estar deseando aprender de ello, si sucede.
  • Autodominio: Antes de liderar un equipo, debe ser capaz de dominarse a si mismo, gestionar los impulsos. Si no puede controlarse, cómo va ser capaz de controlar a personas distintas, con diferente formación, ideas o inquietudes…
  • Exigencia: Debe ser exigente y perseverante. Primero consigo mismo y después con los demás. Un líder es una persona esforzada que no se rinde y busca la consecución de su idea sin desfallecer. Habrá momentos en los que piense en tirar la toalla pero no lo hará.
  • Agradecido: Siempre dispuesto a poner en valor la ayuda que le ha sido prestada y el trabajo de los demás, tan necesario para llegar a meta. Un líder es una persona noble y por tanto agradecida.
  • Claro: En pensamiento, palabras y comportamiento. Sabe lo que quiere conseguir y no se desvía del objetivo, siempre es coherente.
  • Amable: Buenos modales y delicadeza. Ser agradable es una de las características clásicas de un líder. Que la gente se sienta cómoda en su compañía, lo que se suele denominar carisma, es fundamental en el líder y le ayudará a persuadir a su equipo para dirigirse juntos hacía el objetivo.

Ante estas virtudes, es lógico que los jefes de mando en plaza estén avocados a la extinción en pos de un auténtico líder. Una persona que sea capaz de convencer sin ordenar, de apasionar sin mandar… en definitiva, alguien que pueda convencerte de que tu objetivo es el suyo de forma que estés dispuesto a dar el 500% de ti para alcanzarlo. No se trata de mantener tu trabajo sino de alcanzar la victoria junto a tus compañeros y enorgullecerte de trabajar codo con codo con ellos y el líder.

Más adelante hablaremos de como es un líder en lo profesional.

 

Compartir En Facebook
Compartir En Twitter
Compartir En LinkedIn
Aurora Echevarría
Gacetillera, plumilla, juntaletras... llámalo como quieras, yo soy PERIODISTA por pura vocación. Me apasiona Larra, Reverte, Tolkien oír la radio, Twitter, los temas de seguridad y defensa... No creo en imposibles, estoy segura de que el mundo es de quien se atreve a intentarlo. Caí en el Marketing Online pero jamás morirá la comunicadora que llevo dentro.

 lin twitter_logo_principalimagesinstagram

Deja tu comentario